Mariol Merlot Crianza

7,90 €
Impuestos incluidos

Vino tinto monovarietal elaborado con Merlot procedente de la DO Terra Alta. Tiene 12 meses de crianza en barricas de roble americano y 12 más en botella antes de salir al mercado. De color rojo rubí con indicios de caoba, es muy aromático, complejo y muy arodonit en boca. Un vino envolvente, afrutado y encantador de Casa Mariol. Compra vino online de la Terra Alta!

Terra Alta
Cantidad

Vino tinto Merlot Crianza DO Terra Alta
La vendimia se realiza manualmente, descartando aquellos mayores que no cumplen los mínimos de calidad. Una vez la uva es en la bodega, se extrae el mosto y se deja fermentar en depósitos de acero inoxidable. Cuando ha terminado la fermentación, y una vez el enólogo considera que el vino ya está hecho, se deja reposar 12 meses en barricas de roble americano. Una vez embotellado, pasará 12 meses más de reposo en botella para que se termine de redondear.

Graduación alcohólica: 13% vol.
Temperatura recomendada de consumo: 16º C.

Nota de cata del vino tinto Merlot Crianza DO Terra Alta Casa Mariol
Vista: Color rojo rubí, con indicios de caoba.
Nariz: Aromas complejos con tonos de vainilla y cacao procedentes de la crianza en barricas.
Boca: Intenso y redondo, con una muy buena estructura y notas de fruta madura.

La Bodega 
Nacer en un bonito pueblo medieval rodeado de viñedos y en una casa donde históricamente se elaboran vinos, condiciona todas las decisiones que se toman con respecto lo que quieres hacer en la vida. Así les ha pasado a las diferentes generaciones que desde hace más de un siglo viven y trabajan en Casa Mariol.

En Batea, la viña y el vino son una religión y Casa Mariol un hogar de devotos feligreses. Los habitantes del pueblo viven en casas construidas desde hace siglos para almacenar vino y arrullan los campos como si se tratara de sus jardines.

Los orígenes 
A la hora de hablar del orígenes de Casa Mariol, los términos se pueden confundir y el organigrama empresarial deviene pura genealogía. Como sociedad nació en 1945 y fue creada por Josep Maria Vaquer y Bes. En su casa siempre habían elaborado vino y Josep María empezó a comercializarlo con su flamante Opel Blitz, y los vinos del Mariol de Batea llegaron a Reus y Barcelona. En las bodegas de la ciudad empezaba a ser común encontrar garabateado en sus botas el nombre de Batea.

En los años 60, la elaboración de vinos dejó de hacerse en la casa familiar y se construyó una bodega moderna. En 1971, Josep María murió en un accidente laboral en plena vendimia, y cogió el mando en Josep Vaquer Aguiló, el hermano mediano, que se casó con Emilia Llop de Casa Ramos, otra familia de agricultores y bodegueros de Batea. Ambos, con Josep en la gestión y Emilia a la producción, comenzarían una nueva etapa en la bodega.

En los 80 instalaron la primera embotelladora de la comarca y comenzaron a importar Cabernet, Merlot, Chardonnay. A mediados de los 80 elaboraron el primer monovarietal Syrah reserva de España.

A los 90 ampliaron la bodega y las instalaciones, y en el 2000 entró una nueva generación en la bodega: Josep María y Marta, nietos del fundador, que abrieron un nuevo centro de embotellado en Móra la Nova, unas instalaciones que se serán clave para poder ofrecer unos vinos de calidad a un precio más competitivo de manera que puedieron empezar a exportar a Europa.

La actualidad 
En 2010, los hermanos Mariol unifican las marcas de la empresa creando un estilo propio y lanzan la actual colección de vinos llamada, como no podía ser de otra manera, Casa Mariol.

Para el nuevo milenio, los Mariol tienen grandes retos; entre otros, seguir siendo una familia dedicada a la viña y al vino. Tienen como herencia el saber hacer vinos de calidad a buen precio y tienen muchas ganas de predicar su manera de entender el vino por todas partes; el suyo es un amor religioso por el vino, por lo que hacen y por lo que son.


95 Artículos

Referencias específicas

Nuevo