Special One Blanco

14,30 €
Impuestos incluidos

Special One Blanco es un vino blanco de Godello, de la DO Monterrey es un vino blanco muy largo, pleno y muy redondo, sin una acidez excesiva ni tampoco unos aromas excesivamente orales. En Boca es un vino es muy alegre y potente, podemos encontrar la expresión del terreno donde viven los viñedos, y destaca la mineralidad del terreno granítico. Tiene un final goloso, largo e intenso.

Otras DO
Cantidad

SPECIAL ONE

Este blanco de Godello, de la DO Monterrei es un vino blanco muy largo, pleno y muy redondo, sin una acidez excesiva ni tampoco unos aromas excesivamente orales.

Procedente de uva de la variedad Godello trabajado sobre sus lías, los viñedos, de más de 20 años, están situados dentro de la DO Monterrei colgadas a más de 400 metros de altitud, sobre una tierra de composición granítica con abundante piedra caliza. 

La vendimia se hace manualmente en cajas de 15 kg, y antes del despalillado, y de la maceración se hace una selección para retirar las uvas que no tengan la calidad deseada.

Se provoca una crio-maceración a 5ªC y se deja reposar durante más de 3 meses sobre sus madres, con un removido por semana. Finalmente se deja estabilizar en depósito de inoxidable y se embotella. 

Este vino tiene una longevidad en torno a los 48 meses.

Nota de cata del vino blanco Special One
Vista: color amarillo pálido, limpio y muy brillante.
Nariz: cítricos y minerales, aromas a flores blancas pero también a frutas de agua como la pera y la manzana, y hierbas aromáticas.
Boca: es muy alegre y potente en boca, podemos encontrar la expresión del terreno donde viven los viñedos, y destaca la mineralidad del terreno granítico. Tiene un final goloso, largo e intenso.

Temperatura de consumo: 7-9ºC.
Graduación alcohólica: 13,5%
Producción limitada

Maridaje: Pescado blanco y de río, Carnes blancas, Verduras gratinadas

Gran Añada: un sueño hecho realidad 
Gran Añada nace en 1997 de la mano de 2 enólogos inquietos y despiertos, enamorados del buen vino y del buen saber hacer: Mariano Bigordà padre y Mariano Bigordà hijo. Juntos, deciden elaborar proyectos propios aprovechando la infraestructura de cada bodega, tanto en el viñedo como en las instalaciones del bodegas.

A los Marianos los emocionan los proyectos diferentes y exclusivos. Su religión es no hacer un producto más, sino ir amasando, poco a poco, cada proyecto, cada terruño, cada cosecha y cada proceso de elaboración.

Esta implicación minuciosa desde el minuto 0 les permite obtener como resultado unos vinos y unos cavas diferentes, de aquellos que no se encuentran.

22 proyectos en 15 zonas 
Actualmente trabajan en 22 proyectos diferentes repartidos en 15 zonas diferentes de la península. No se dejan llevar por el prestigio de una DO o de una bodega, sencillamente observan la viña y el terruño, y a partir de ahí empiezan a trabajar en lo que acabará siendo un vino o un cava excepcional. 

El terruño y la cepa 
Parten del terruño, buscan un buen terreno ya plantado de viña y a partir de ahí inician el que acabará siendo un vino original, creado y elaborado por los Bigordà. Buscan cepas diferentes, tales como una Cariñena del Montsant que tenga un pequeño rendimiento y por tanto una muy buena calidad de la uva, o un Verdejo fuera de la DO, de un terruño con unas características muy concretas, aunque tenga un rendimiento por hectárea más bajo de lo habitual. O un Chardonnay o una Garnatxa de esos que te dejan "fuera de juego" por su calidad en el viñedo. O un cava en que el carbónico "hace la siesta" en el epitelio de la lengua... En definitiva, van a contracorriente, y cuando todo el mundo busca más producción por hectárea, ellos buscan menos, porque saben que, como decimos en catalán, “en el pot petit hi ha la bona confitura”, que se traduciría por “La esencia, en tarro pequeño se vende” 

Producciones limitadas 
Trabajan siempre desde el sentimiento y la pasión, con sensibilidad por la tierra y por la naturaleza pero también por las personas y por los materiales. No buscan grandes volúmenes, ni de productos ni de personas, y mucho menos de ventas. Su máxima es no hacer nunca proyectos que superen las 2.500 botellas, y por eso no venden al por mayor, sino que trabajan con pequeños clientes, a menudo clientes finales, que comprendan su proyecto y lo sepan valorar como ellos lo hacen. 

Exclusividad
No encontrarás ninguno de sus productos en las tiendas. Sólo puedes probarlos en restaurantes de calidad, como en Can Jubany, en la Fonda Xesc, los Casals, al Skina o en Clos Madrid entre otros. Y en El Celleret de Marta, por supuesto! ;-)


100 Artículos

Referencias específicas